Envío gratuito en ordenes por encima de $2000 DOP

BLW ¿sabes qué es?

El Baby Led Weaning (BLW) se ha convertido en un tema de conversación entre las nuevas madres; si acabas de tener un bebé, si estás embarazada o si tu bebé ha entrado o entrará dentro de poco en la alimentación complementaria, estás en el mejor momento para leer esto. Este método de alimentación tiene la intención de evitar y solucionar malos hábitos de los bebés y niños a la hora de la comida, en sentido general, cuando hablamos de BLW, nos referimos a la forma de introducir los alimentos al bebé a partir de los 6 meses de edad y luego de tener ciertas condiciones que lo hace apto para comer por si solo alimentos en trozos de forma segura, con consistencia blanda y cortes específicos de acuerdo a su edad y desarrollo para que pueda manipularlos fácilmente y explorar texturas, colores y sabores, con este método, le decimos adiós a las papillas, compotas y puré como forma tradicional de alimentar a los bebés.

Antes de entrar en materia sobre las conclusiones que como madres en desarrollo hemos podido obtener en nuestra etapa inicial, queremos enfatizar que el mejor método que puedes utilizar para tu bebé, es aquel que te permita alimentarlo de forma segura, con opciones nutricionalmente balanceadas y de acuerdo a su estilo de vida, y esto último define en gran parte qué camino tomar en cuanto a método de alimentación complementaria. Y pues justo aquí, habiéndote dicho esto, te expondremos nuestra experiencia en 10 conclusiones que hemos llegado del método BLW,  a través de la crianza de nuestros hijos quienes tienen diferentes edades y que por diversas razones hemos elegido para cada uno de ellos métodos diferentes de alimentación.

  1. El BLW es un método que permite que el bebé conozca diferentes texturas y sabores lo que lo hace menos “picky” a la hora de comer y más abierto a nuevas experiencias culinarias.
  2. Implica muchas horas de aprendizaje para que los padres puedan llevar a cabo el método de forma segura, pudiendo obtener información en diferentes medios; a través de libros, blogs, revistas, aplicaciones, cuentas especializadas en Instagram, Pinterest y YouTube, entre otras.
  3. Conlleva sacar ese chef interno que llevamos dentro, lo que nos lleva a nuestra próxima conclusión.
  4. Hay que dedicar un tiempo importante en la cocina, y aunque no sea tu parte favorita de la casa, el feedback que obtendrás de tu bebé al prepararle cada comida, será razón suficiente para estar más tiempo allí.
  5. Como se incentiva al bebé a comer solo con sus propias manos, el desorden es mucho mayor, por lo que se amerita utilizar diferentes productos y utensilios que ayuden a disminuir el desorden y limpiar de manera fácil.
  6. El bebé se acostumbra a texturas y sabores poco a poco, lo que facilita ofrecer en cada comida alimentos balanceados con proteínas, carbohidratos, frutas y vegetales.
  7. La hora de elegir qué hacer de comida al bebé, no se convierte en un problema mayor, basta con revisar tu nevera y dependiendo de tu estado de ánimo puedes cocinar platos desde lo más sencillos a lo más elaborados.
  8. Se debe dejar que explore y coma a su ritmo, no se puede forzar para que coma cantidad específicas, por el contrario, se debe fomentar la seguridad en sí mismo para que desarrolle habilidades para autorregular lo que ingiere.
  9. Si la familia no tiene buenos hábitos alimenticios y quiere que su bebé los tenga, deberá de adquirirlos también, los hijos son nuestros espejos 
  10. En sentido general, habrá formas preferidas de comer ciertos alimentos, basta con experimentar diferentes presentaciones y encontrarás el que mejor le agrade a tu bebé.

 

 


Dejar un comentario

Comment are moderated